► ANALISIS: LO PEOR DE TRUMP ESTA POR VENIR

 

donald-trump

Escribe: Enrique Soria

Nadie pone en discusión que el actual debate político se ha convertido en un verdadero esperpento. Insultos a diestra y siniestra, escabrosas intimidades, sartas de mentiras lanzadas a propósito y un cúmulo de inexactitudes que no resisten el menor análisis, han dejado de lado las propuestas políticas y los planteamientos económicos que todo el mundo espera de dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos.

Todos sabemos quién es el principal responsable de semejante relajo que ha puesto la agenda política a nivel de reyerta de cantina, y todos sabemos que la ruptura entre Donald Trump y los barones (y baronesas) del Partido Republicano se debe al elemental hecho de sobrevivencia, es decir ya no se le respalda porque el magnate pone en peligro la existencia del partido en la Cámara de Representantes y en el Senado, lo que sumado a una derrota en noviembre conlleva a una verdadera catástrofe.

Pero al candidato a la Casa Blanca por el partido del elefante y a quienes integran la cúpula republicana y sus miembros en el poder legislativo, se les tiene que sumar a los adeptos a Trump, esa masa uniforme y no uniforme que le perdona todo argumento desatinado al vendedor de casas porque consideran que él es el único que puede transformar a este país y sacarlo de la oscuridad. Sin esa masa ni Trump estaría donde está y los republicanos no hubiesen mirado de perfil cuando Trump sacó a relucir todo ese arsenal coprolálico, que hace que competidores a la Casa Blanca por ambos partidos en ediciones anteriores se les vea hoy como verdaderos caballeros de espada y armadura.

trump-despeinadoEs una triada: líder, maquinaria partidaria y masa vociferante. Las tres factores se conjugan para ofrecer el espectáculo que estamos viendo. Observemos los discursos de Adolfo Hitler en la década del 30 y encontraremos como el Fuhrer ponía al borde del paroxismo a los germanos apelando al hígado y al corazón (mas nunca a la razón). Lluvias de nacionalismo, derroche de racismo (insultos a los judíos en cantidades industriales) y populismo por doquier. Los medios de comunicación hoy acentúan solo a dos protagonistas en esta crisis de identidad que sufren los estadounidenses: el líder Trump y la maquinaria republicana con dirigentes y legisladores, pero y la masa adulona que ha venido aplaudiendo cuando Trump insultaba los mexicanos, se mofaba de las mujeres y hacía escarnio de los discapacitados?

De ahí que a Trump no le importa que los líderes republicanos lo abandonen como se abandona a una novia en el altar. Sabe que cuenta con una masa vociferante que le va perdonar todo pecado pese a que las encuestas le vienen siendo adversas. Los habitantes de la América rural que son los más afectados por la lentitud de la recuperación económica y que no perciben un futuro a la vuelta de la esquina le seguirán dando el respaldo porque no tienen opción, pues están seguros que con Hillary habrá más de los mismo.

Trump al quedar sin compromiso con los republicanos empujará el carro sin grilletes en el tobillo, por lo que lo peor de él saldrá a flote en lo que queda de aquí al día de las elecciones. Ya no habrá formalidades que respetar ni acuerdos que cumplir. El es un hombre acostumbrado a hacer lo que a él le parece. Si gana las elecciones se rodeará de incondicionales y pretenderá en los asuntos internacionales intervenir como si el mundo fuera jurisdicción de los Estados Unidos y no estados soberanos con los que hay que negociar y arribar a compromisos.

Todos los avances logrados en cuestiones de medio ambiente serán arrojados al tacho de basura y la hegemonía de Rusia (que no oculta su política exterior de gran potencia) se expandirá por el planeta por los errores que cometerá en Siria y en Medio Oriente. Al romper con Irán desestabilizará a la región y las negociaciones con el mundo árabe se complicarán de tal manera gracias a su islamofobia. ¿Imaginan a Trump en una cumbre de jefes de Estado? Si alguien buscaba al quinto jinete del Apocalipsis pues ya sabe dónde hallarlo.

-Enrique Soria

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: