► CARETAS ENTREVISTA A VICKY PELAEZ

REVISTA CARETAS 2169
24 de Febrero 2011
LIMA, PERU
Entrevista: DANTE CASTRO
FOTO: CARLOS SAAVEDRA
-¿En qué momento descubrió que su esposo era un espía ruso?

–Dos horas antes de la sentencia, él seguía llamándose Juan Lázaro; los diplomáticos y abogados le sugieren dar su verdadero nombre ruso. Y ya no era mi ‘Juancho’; sin embargo,seguía siendo mi marido, el padre de mis hijos. Y sufría. Tuve sentimientos encontrados en esa celda, donde nadie me decía qué estaba pasando.

–¿Vivió 20 años con un espía y no lo supo?

–Ni en peleas le escuché una palabra en ruso. Si te enojas, puedes dejar escapar algo. Pero ni la entonación Así era su preparación. Yo le digo: tú eres el espía perfecto y yo la periodista más estúpida por no haberme dado cuenta. Y me dice: Jamás te habrías dado cuenta.

–¿Qué le diría a ‘Juancho’ ahora?

–A mi ‘Juancho’ le he dicho que él pudo calcular el riesgo. Hemos discutido 50 veces y otras 50 nos hemos amistado. Lo herí con palabras muy fuertes; vivimos en el mismo apartamento y siempre discutimos el tema.

–¿Su obligación no era ocultarle las cosas?

–Él es un jubilado de la era soviética. Ahora me entero que es el último héroe soviético. Suele decir: “fui educado como un revolucionario, como un internacionalista, y eso hice”. Son los guerreros invisibles…

–¿A él lo admiran en Rusia?

–Mucho. Sale en periódicos. Allá los héroes tienen ventajas que él está gozando. Pero sufre por su hijo, a quien dedicó sus mejores horas y ahora no puede ver. Lo llama a las cinco, cuando se levanta y en Nueva York son las diez de la noche; desde lejos vela por él.

–¿Por qué aceptó usted su culpabilidad?

–Tuve que aceptarla para salir de la cárcel. Muchos acusados se declaran culpables a cambio de una sentencia corta. No quería estar un segundo más en esa celda. Quería irme aunque sea a Laos. Vi mi oportunidad de salir. El juez que ordenó que me manden a casa con un grillete y asista a las audiencias, lo cambiaron en dos horas. No tenía ninguna garantía para demostrar mi inocencia.

–¿Se puede relacionar su afán contestatario con el espionaje?

–Los rusos quieren un acercamiento a EEUU; alguien que desafíe abiertamente a la política norteamericana, no entra en su lógica. Una espía se acercaría a los círculos del poder, escribiría sobre las relaciones ruso-norteamericanas. Siempre se han espiado mutuamente, pero para infiltrarse, jamás apostarían por esta periodista irreverente.

–¿Le sorprendió encontrarse dentro de la guerra fría?

–No sé cómo no he muerto. Soy madre y que te alejen de tus hijos, que trastoquen tu vida, es un tormento. Me pusieron uniforme, me esposaron y metieron a una celda, sin haber hecho nada. Yo preguntaba a la madre tierra, al señor de Huanca, ¿por qué a mí?

–¿Y los organismos que protegen a periodistas?

–No se pronunciaron. Parece que sólo protegen a unos; a otros no.

–¿Quiénes se beneficiaron con su inculpación?

–Los trabajadores inmigrantes seguían mis columnas. El 1° de mayo fui invitada como oradora principal a la Plaza Union Square. De cada 50 entradas al portal del diario, 49 eran para leerme. Hice un periodismo audaz, provocador, que generó muchos enemigos. Mi nombre, ligado al espionaje, fue lotería para quienes querían verme expulsada. Era muy conveniente.

–¿Qué pasó con sus colegas?

–No quisieron oír mi versión. El sindicato de La Prensa pudo haber mandado un periodista y un abogado. No lo hizo. El medio para el cual trabajé veinte años, no abogó por mí. Sabían que mis hijos no tenían recursos, me adeudaban semanas de trabajo, me debían vacaciones, y fueron incapaces de socorrerlos. Mis abogados están iniciando un juicio para exigir esos pagos.

–¿Y los colegas del exterior?

–Excepto honrosas excepciones, como tú, no hubo solidaridad. La inocencia se presume, pero decidieron condenarme. Muchos a los que llamé, no me han respondido. De pronto fui la pariente con peste...

REFUGIO RUSO

–¿Hay quienes creen que las decisiones de EEUU son acertadas?

–Sí. Es desconocimiento, inconsecuencia, pero no sólo a nivel periodístico. Mira el escándalo de los WikiLeaks, mucho más grave que el mío. Nunca he espiado a nadie ni he servido a estados.

Vicky Peláez dijo hoy que no iba a hablar mal ni de Rusia ni de Estados Unidos y agregó que ha sido doloroso vivir alejada de sus hijos.

–¿Cómo sobrelleva el refugio ruso?

–En cinco meses traté de aceptar que mi esposo es un desconocido y las relaciones se deterioraron. Mi madre fue en noviembre: parecía que yo era la nuera y Juancho su hijo. Me dijo: te has salvado de la cárcel, estás en un departamento cómodo, ya el tiempo curará las heridas.

–¿Cómo se comporta el gobierno ruso con usted?

–Amables, me tratan como un daño colateral de la guerra fría; ellos lo saben perfectamente. Mi salud fue atendida con esmero. Agradezco a quienes me libraron de la cárcel, aunque hayan sido los causantes. El fiscal ruso sacó del caso a cónyuges de los acusados. No estoy dentro del proceso en Rusia. Los rusos se comportan humanitariamente. Y los norteamericanos también: No perjudican a mis hijos, que viven en EEUU.

–¿Piensa seguir viviendo en Moscú?

–Quiero saber si la pensión que me otorga Rusia puedo percibirla aquí. Mis abogados reclamaron a los rusos por todo lo que había perdido y ellos respondieron que estaban dispuestos a compensarme. Dijeron que me lleve todo a Rusia, pero mis hijos decidieron quedarse en EEUU.

–¿Y su futuro como periodista?

–Pedí a Elena Garro, viuda de Octavio Paz, que escribiera sobre la matanza de Tlatelolco. Ella dijo: “no, ya pagué mi cuota”. Ahora lo digo yo: No creo que vuelva al periodismo de opinión. Mi madre y Juancho lo dudan, pero tengo otros proyectos. Si regreso al Perú, criaré llamas, alpacas y perros chakus del Cusco, que están en extinción.

–¿Planea escribir un libro?

–Una cosa es ser periodista y otra ser escritora. Lo haré a modo de crónica y tal vez logre que ‘Juancho’ haga lo mismo.

–¿Y cómo queda su corazón?

–Soy una mujer de casi 60 años. Amo a mi compañero. Tal vez nunca le perdone que no haya sido claro. También soy la mujer, la madre de su hijo, su compañera de siempre y tendremos que conversar mucho para seguir adelante.

OTROS ARTICULOS RELACIONADOS

► VICKY PELAEZ HABLA DEL DOLOR DE ESTAR ALEJADA DE SUS HIJOS

La periodista peruana habló hoy de la difícil situación que vive luego de que sus hijos decidieran quedarse en EE.UU., país del que fue deportada

EL COMERCIO….

Vicky Peláez dijo que no iba a hablar mal de Estados Unidos ni de Rusia y agregó que el más grande dolor ha sido vivir lejos de sus hijos

Sábado 19 de febrero de 2011 – 05:24 pm

Vicky Peláez declaró, tras el entierro de su padre en Cusco, la difícil situación que vive tras estar alejada de sus hijos, luego de que estos decidieran quedarse en Estados Unidos, país del cual fue deportada y enviada a Rusia en un canje de espías.

“No voy a hablar mal de Estados Unidos ni de Rusia. Este último país me logró sacar de ese hueco y está cumpliendo con lo que me prometió, darme una pensión con la cual estoy ayudando a mis hijos, tratando de resarcir lo que tal vez no pueda resarcirse porque no estar al lado de mis hijos es el dolor más grande”, señaló a la prensa.

Además, Peláez agregó que ella había criado a sus hijos tal como sus padres lo habían hecho con ella, por lo que aceptó la decisión de su hijo Juan Lázaro Jr., de 17 años, de quedarse en Estados Unidos para estudiar.

Finalmente, volvió a defender a su esposo Mikhail Anatonoljevich Vasenkov, e indicó que lo conoció cuando trabajaba como reportero y que nunca conoció a su familia.

AUDIO DE LAS DECLARACIONES DE VICKY PELAEZ EN EL CUSCO, VIA RPP

NOTAS ANTERIORES…

RPP/Viernes, 18 de Febrero del 2011  |  22:32 hrs

Vicky Pelaez llegó a Lima procedente de Rusia

Periodista peruana acusada de espionaje a favor de Rusia en EEUU, arribó en horas de la noche para asistir al entierro de su padre a realizarse en el Cusco.

La periodista Vicky Peláez retornó sorpresivamente al Perú la noche del viernes para asistir al entierro de su padre, según sus primeras declaraciones. Ofreció mayores informes luego del sepelio que se realizará el sábado en el Cusco.

Vicky Peláez, la periodista peruana que alcanzó gran notoriedad en Estados Unidos y nuestro país por ser detenida acusada de espionaje a favor de Rusia, llegó sorpresivamente a Lima pasadas las 19.00 horas procedente de Moscú.

El noticiero América Noticias captó imágenes de Peláez tras su llegada al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, donde informó que regresó para asistir al sepelio de su padre que se realizará en el Cusco.

“He venido al entierro de mi padre, cualquier declaración (a los periodistas) los espero mañana en el Cusco despúes del entierro”, dijo.

La periodista, quien aceptó ser parte de una red de espionaje tras ser detenida el año pasado (junio) en EEUU fue deportada junto a su esposo a Rusia donde recibieron condecoraciones por parte del gobierno de ese país por su labor como agentes de inteligencia.

Como se recuerda, el jefe de la Dirección General de Migraciones y Naturalización, Juan Álvarez dijo que la periodista no tenía restricciones de ingreso al Perú.

A su tiempo, el canciller de la República, José Antonio García Belaunde sostuvo que no tenía ningún proceso pendiente en el país, caso contrario al de su esposo ruso Mikhail Anatonoljevich Vasenkov, al que se le acusa de falsificar documentos para obtener la nacionalidad peruana.

VER VIDEO DE SU LLEGADA AL AEROPUERTO JORGE CHAVEZ

Comentarios

  • Emiliano Lorenzo  On febrero 25, 2011 at 10:01 am

    Si aceptó la pensión del estado ruso posteriormente a su expulsión de los Estados Unidos es porque prestó servicios para el estado ruso. Ese acto es un reconocimiento implícito de los servicios que prestó a favor de la ex-superpotencia y no como dice ella que aceptó solo su culpabilidad para salir de la cárcel.

    Me gusta

  • MANCO CAPAC RUMINAHUI  On septiembre 28, 2013 at 12:47 am

    A pesar del tiempo transcurrido, esta seniora nunca dejara de ser recordada como el can que mordia la mano que la alimentaba. Era una permanente contestaria del sistema de vida norteamericano. Muchos, infinidad de veces, le dijeron que si no le gustaba este sistema de existencia pues viajara a Rusia, y el destino o su erroneo actuar la envio alla. No tiene de que quejarse, Y en cuanto al marido… No sabia con quien cada noche se iba a la cama? Por favor… Ya estamos bien adultos para cuentos como La Caperucita Roja y el Lobo… Tiene ya todo lo que busco, y a llorar al rio…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: