► Hispanos buscan adaptarse a EEUU manteniendo sus raíces

Los hispanos luchan por integrarse a la sociedad de los Estado Unidos, pero cree es importante mantener su propia cultura, según una encuesta de UNIVISION/AP. 

¿COMO PIENSAN LOS HISPANOS?

* La educación es clave para un 94 por ciento que espera que sus hijos vayan a la universidad.

A un 78 por ciento de los hispanos en Estados Unidos les preocupa no poder pagar sus cuentas, prácticamente todos esperan que sus hijos vayan a la universidad y un 29 por ciento cree probable que un latino llegue a presidente del país en los próximos 20 años.

Estos son algunos de los resultados del estudio Univision/Associated Press en el que también participaron la Universidad de Stanford -gracias a una beca de la Fundación Bill & Melinda Gates- y la compañía encuestadora Nielsen, en la que supone uno de los sondeos más completos jamás hechos sobre la población hispana en este país y cuyos resultados se irán anunciando las próximas semanas agrupados por diferentes temas.

Una identidad compartida

Los hispanos se relacionan más con gente de su propia cultura, según se desprende del estudio. El 63 por ciento de los encuestados aseguró que más de la mitad de sus amigos son también latinos.

Es más, uno de cada cuatro hispanos sólo tiene amigos hispanos, lo que contrasta con la creencia generalizada de que es importante cambiar para mezclarse con la sociedad estadounidense en general, algo que piensa el 54 por ciento de los encuestados.

Pese a ello, los hispanos sin duda aprecian su identidad. Un 66 por ciento afirma que es “extremadamente” o “muy importante” mantener sus distintas culturas aunque vivan en Estados Unidos y sólo uno de cada 10 cree que no es importante.

Gary Segura, politólogo de Stanford que contribuyó en la realización del estudio, dijo que esas dos visiones no necesariamente son opuestas. Explicó que otros grupos étnicos mejor establecidos se aferran a sus tradiciones.

“La identidad es multidimensional y la gente puede verse como hispana y como estadounidense”, comentó Segura.

Respecto al acceso de las minorías a la presidencia de Estados Unidos, los hispanos ven más probable que una mujer sea presidente en los próximos 20 años a que lo logre un hispano.

El 59 por ciento de los encuestados afirmó que es “extremadamente” o “muy probable” que una mujer sea elegida, mientras que sólo el 29 por ciento cree muy probable que un hispano alcance puesto de mayor responsabilidad del país en las próximas dos décadas.

Preocupa la economía

El estudio fue realizado mientras los 47 millones de hispanos en el país pasan por agudas presiones económicas y políticas.

La crisis económica está haciendo mella en la población hispana, como se desprende del estudio, ya que entre las mayores preocupaciones está no poder pagar las cuentas -lo que le preocupa “mucho” al 57 por ciento y “algo” a otro 21 por ciento- y la posibilidad de perder el trabajo -preocupación para el 65 por ciento de los hispanos.

De hecho, el 73 por ciento de los encuestados aseguró que conoce a alguien fuera de su familia que perdió su empleo en los últimos diez meses debido a las condiciones económicas.

Además, el 13 por ciento perdió personalmente su trabajo, el 27 por ciento tiene alguien en su familia que se quedó sin empleo, y un desafortunado 4 por ciento no sólo perdió su trabajo, sino que además vio a un familiar perderlo en los últimos meses.

Pese a que sólo el 14 por ciento de los encuestados tiene una titulación universitaria -y otro 17 por ciento pasó por esas aulas sin graduarse-, los hispanos lo tienen claro: la educación es clave para un 94 por ciento que espera que sus hijos vayan a la universidad.

Metodología de la encuesta

Éstas son tan solo algunas de las preguntas de la encuesta Univision-Associated Press que entrevistó a 1,521 hispanos en todo el país, tanto nacidos aquí como en el extranjero.

La encuesta fue realizada del 11 de marzo al 3 de junio por la organización National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago. La muestra de hogares hispanos fue suministrada por The Nielsen Company. El margen de error en la muestra fue de más o menos 3.5 puntos porcentuales.

Se les preguntó, en inglés -al 53 por ciento- y en español -al otro 47 por ciento-, principalmente por correo -82 por ciento- pero también por teléfono -15 por ciento- e internet, sobre sus opiniones y experiencias respecto a la inmigración, la política, la educación, la religión, la economía, el uso de medios de comunicación, y la identidad hispana.

► HISPANOS SUFREN MAS POR LA ECONOMIA

Yadilka Aramboles mira a sus tres hijos pequeños que juegan en la acera mientras vislumbra estudios superiores en el futuro de los menores, aunque el modesto salario de su esposo como contable apenas sí cubre los gastos más básicos de la familia.

“La situación es mala ahora, pero tengo fe en que esto va a cambiar”, enuncia Aramboles, de 32 años y oriunda de la República Dominicana. “Para mí y mis hijos, aspiro a algo más”.

Los sentimientos de Aramboles _esperanza para el porvenir, atemperada por dosis cotidianas de apuros económicos_ son una combinación familiar para los hispanos en Estados Unidos, de acuerdo con una encuesta de Associated Press-Univision entre más de 1.500 latinos.

El sondeo entre la minoría más grande y de más rápido crecimiento en Estados Unidos, sin embargo, muestra también una rotunda diversidad, con opiniones y experiencias que difieren entre los inmigrantes y los nacidos en Estados Unidos.

El estudio fue realizado mientras los 47 millones de hispanos en el país pasan por agudas presiones económicas y políticas.

La recesión que suprimió millones de empleos ha cobrado una factura especialmente gravosa a los latinos, cuyo ingreso promedio es menor al de muchas otras comunidades. Y la población hispana ha sido sacudida por un debate en tiempos electorales sobre los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país, una disputa que ha aumentado en intensidad por la promulgación de una ley en el estado de Arizona que permite a la policía, mientras aplica otras legislaciones, preguntar la condición migratoria de las personas si los agentes tienen una sospecha razonable de que están ilegalmente en el país.

Casi tres cuartos de los indocumentados en el país son hispanos, según la organización independiente Pew Hispanic Center.

La encuesta, también auspiciada por The Nielsen Company y la Universidad de Stanford, revela que los hispanos tienen ideas complejas sobre cómo encajar mejor en Estados Unidos.

Un poco más de la mitad, el 54%, considera importante cambiar para integrarse a la sociedad, mientras casi dos tercios, el 66%, dice que los latinos deben conservar su cultura particular.

Gary Segura, un politólogo de Stanford que contribuyó en la realización del estudio, dijo que esas dos visiones no necesariamente son opuestas. Explicó que otros grupos étnicos mejor establecidos se aferran a sus tradiciones y puntualizó: “La identidad es multidimensional y la gente puede verse como hispana y como estadounidense”.

“Es importante sobrevivir en el país donde estamos”, expuso Aniela Sánchez, una editora independiente de 30 años de edad que radica en la ciudad de Passaic en el estado de Nueva Jersey. “Pero cada cultura tiene sus peculiaridades hermosas, canciones, comida y uno tiene que enorgullecerse de lo que es”, dijo Sánchez, de madre puertorriqueña y padre dominicano.

El sondeo revela también un optimismo cauto sobre posibles mejores oportunidades más adelante y la convicción de que la manera de alcanzarlas es con una mejor educación.

Poco más de la mitad espera que para sus hijos sea más fácil encontrar buenos trabajos y comprar casa de lo que fue para ellos. Más de ocho de cada 10 dice que el objetivo más importante para los muchachos y muchachas que terminan la preparatoria es seguir estudiando y la mayoría afirma que la meta debe ser una carrera profesional de cuatro años. El 94% expresó la esperanza de que sus hijos vayan a una escuela de estudios superiores _más del doble de quienes dicen que esa es la esperanza que tienen sus padres en ellos.

La Encuesta AP-Univision fue realizada del 11 de marzo al 3 de junio por la organización National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago. Con una muestra de hogares hispanos suministrada por The Nielsen Company, un total de 1.521 hispanos fueron entrevistados en inglés y en español, principalmente por correo pero también por teléfono e internet. El margen de error en la muestra fue de más o menos 3,5 puntos porcentuales.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: