► ¡PERU SUEÑA CON ORGANIZAR UN MUNDIAL!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Perú desea organizar el Mundial 2026 y le propondrá a Colombia o Ecuador la organización conjunta del certamen, según lo anunció el Instituto Peruano del Deporte (IPD). “Estamos con capacidad de organizarlo. Creo que con apoyo de los gobiernos y las federaciones podremos cumplir el sueño de ser anfitriones”, dijo el ingeniero Arturo Woodman, presidente del IPD. La propuesta difícilmente resista la candidatura conjunta de Argentina y Uruguay para el Mundial 2030, cuando se cumpla el centenario de la primera Copa del Mundo.

► ESPAÑA CAMPEON MUNDIAL TRAS VENCER A HOLANDA 1-0

España fue superior de principio a fin frente a Holanda y logró la Copa Mundial por primera vez en su historia. ¡Que viva España!

Los ángeles del toque llevaron a España al cielo.

Con un gol de Andrés Iniesta a los 116 minutos, España venció el domingo 1-0 a Holanda y se consagró campeón mundial por primera vez en su historia.

Gracias a Iniesta, España es un campeón inédito y sin ninguna duda con una corona por demás merecida ya que fue superior a Holanda desde el principio al final.

El volante del Barcelona metió su gol con un remate cruzado tras ser habilitado por Cesc Fábregas.

“Es increíble, la forma que ha sido, lo que ha costado”, comentó Iniesta, acostumbrado a meter goles importantes con el Barsa. “Ganar un Mundial, no hay palabras”.

España sumó el título mundial al europeo que ganó hace dos años, para unirse al exclusivo club de Francia (Mundial 1998-Euro 2000) y Alemania (Euro 1972-Mundial 1974) que logra esa dupleta.

“Se lo debemos todo a estos magníficos jugadores”, señaló el técnico español Vicente del Bosque. “Hemos trabajado 50 días sin ningún incidente, ningún episodio desagradable”.

“Estos tienen principios y tienen unos valores muy importantes para España”.

Andres Iniesta, autor del gol de España, marcado por Mark Van Bommel de Holanda.

Holanda seguirá con un mote que seguramente no desea: el de la mejor selección que nunca ha ganado un Mundial. Ahora ha perdido las tres finales que disputó, incluyendo las de 1974 y 78.

En España prevaleció su vocación de ataque, ante una Holanda que de entrada se mostró despectiva en el trato de la pelota y además llamativamente recia.

En menos de cinco minutos los holandeses cometieron tres faltas, la primera a cargo de su solitario hombre de punta, Robin van Persie, quien volteó a Sergio Busquets casi en la mitad de la cancha.

A cardos y espinas, España respondió con flores.

La primer ofrenda se la hizo con un cabezazo de Sergio Ramos, tras un tiro libre de Xavi Hernández, que Maarten Stekelenburg desvió hacia su derecha usando sus dos manos.

Con el toque prevaleciendo sobre el vértigo, David Villa tuvo una gran ocasión cuando le pegó como venía a un centro de Xabi Alonso y la pelota sacudió un costado de la red, generando el primer murmullo de gol atragantado, al menos entre los millares de españoles.

Más preocupada en defender que en atacar, Holanda solo se hizo ver con un débil remate de Dirk Kuyt que Iker Casillas contuvo con tranquilidad.

El juego fue muy disputado y por ratos brusco.

España proponía su habitual toque, buscando la salida limpia de atrás, pero Holanda se mostró empeñada en desbaratar esas intenciones ahogándola en el medio, con Dirk Kuyt como abanderado, y poniendo el cuerpo o la pierna al límite. Daba lo mismo.

Fue así que Van Persie inauguró la lista de cuatro amonestados, dos por cada bando que tuvo el partido antes de la media hora, ya que España entró en el juego brusco de Holanda, que también tuvo a su artillero Wesley Sneijder repartiendo algún palo.

En medio de ese panorama, la riqueza técnica de los españoles se fue diluyendo en la intrascendencia ya que Xabi, Xavi e Iniesta no pudieron hacer prevalecer su toque porque Kuyt, Nigel de Jong y Mark Van Bommel se lo impidieron.

Con marca zonal o a presión. Por las buenas o por las malas.

Y sino que lo diga Xabi, quien recibió una patada al pecho de De Jong.

Ya en el descuento del primer tiempo, España se llevó un tremendo susto cuando Arjen Robben recibió del capitán Giovanni Van Bronckhorst y Casillas se mandó una estirada sublime para enviar la pelota al córner.

España alzó por primera vez la copa como campeón de un Mundial de Fútbol/

España dio la impresión de que salió en el complemento carcomida por la ansiedad del gol, dando muestras de cierto nerviosismo, ante una Holanda que le permitió la posesión del balón en la salida, pero con llegada sólo hasta el mediocampo.

En ataque, Villa y Pedro Rodríguez no funcionaron con su habitual armonía y España sólo llegó con un tiro libre de Xavi que se fue por arriba.

Con Jesús Navas por Pedro, Del Bosque buscó cambiarle la cara a la ofensiva, pero sin éxito.

Sin modificar en nada su etiqueta de uno para todos y todos para uno, Holanda mantuvo su esquema de sacrificio en el medio para salir de contragolpe.

Algo que estuvo a punto de darle réditos a los 62 minutos cuando Robben se filtró detrás de la defensa española para aprovechar un pase de Sneijder, encaró a Casillas en un mano a mano y sacó un remate bajo que el arquero del Real Madrid desvió con un pie.

Milagro en el área española, en lo que por entonces fue la jugada con mejor perfume de gol del partido.

Pero España siguió pregonando el toque, aunque ya sin tantas vueltas porque encaraba como podía, como ocurrió con un remate de Villa que pegó en un defensor holandés con Stekelenburg muerto del susto a su lado.

Sin el mínimo respeto por la estética, pero granítica en todas sus líneas, Holanda dio un nuevo llamado de atención: Robben se fue de contragolpe, Carles Puyol trató de tomarlo del cuerpo pero no pudo y el holandés, solo frente a Casillas, sacó un remate que fue atajado por el arquero.

Doble mérito para Casillas, porque antes había atorado a Robben achicándole los espacios.

Conclusión: España llegó más pero Holanda lo hizo mejor, al menos durante los 90 minutos. Otra conclusión: España pegó algo, pero Holanda lo hizo bastante.

En el inicio del alargue los ibéricos no se fueron con vueltas y sin tanto toque tuvieron su gran ocasión cuando Fábregas, en otra clásica jugada de contragolpe, encaró como bala tras recibir de Xavi y su disparo lo atajó Stekelenburg con las piernas, en una salida desesperada.

La primera parte de ese alargue fue para España, a la que solo le faltó el gol, que Del Bosque trató de encontrarlo en la reanudación sacando a Villa, que ya no pudo así superar su marca de cinco goles, e hizo entrar a Fernando Torres.

La expulsión de Heitinga y un disparo de Sneijder apenas afuera fueron preludio del gol de Iniesta.

El mundo tiene a su nuevo campeón.

► PERICO LEON PRONOSTICO QUE LA CELESTE SERIA SORPRESA DEL MUNDIAL… Y ESPAÑA ENTRE LOS MEJORES

► URUGUAY EN CUARTO LUGAR TRAS PERDER 3-2 FRENTE A ALEMANIA

El jugador uruguayo Luis Suárez (derecha) recibe una falta durante el partido en el que la selección de Uruguay perdió frente a la de Alemania, 3-2.

Alemania conquistó la noche del sábado el tercer puesto en el Mundial de Sudáfrica-2010, al batir por 3-2 ante Uruguay, que tuvo que conformarse con ser cuarto, bajo una llovizna intermitente en el estadio Nelson Mandela Bay, ante unos 35.000 aficionados.

El uruguayo Diego Forlán, autor del segundo gol uruguayo a los 51, y el alemán Thomas Müller, quien marcó el primero de su escuadra, a los 19, igualaron al holandés Wesley Sneijder y al español David Villa con 5 tantos en el tope de la tabla de artilleros, en la lucha por la Bota de Oro.

Uruguay quedó ubicado en el cuarto lugar de la Copa del Mundo, cuyo título disputarán el domingo en Johannesburgo España y Holanda.

Müller (19) capitalizó sin custodia defensiva un rebote dado por el arquero Fernando Muslera, tras un disparo envenenado de Bastian Schweinsteiger.

La Celeste reaccionó y metió un sorpresivo contragolpe en el que Luis Suárez le cedió rápidamente el balón a Edinson Cavani, quien batió al guardameta Hans Butt, a los 28.

Y cuando Alemania reiniciaba su presión ofensiva, la escuadra sudamericana recuperó el balón y un centro de Egidio Alvaro Ríos localizó a Forlán (51), quien de media tijera y sobrepique desniveló.

Otro error de Muslera al salir a cortar un centro dejó el arco a merced de Marcell Jansen, quien con un cabezazo igualó a los 56.

El volante Sami Khedira cerró la cuenta, a los 82, al cabecear de emboquillada al gol tras un revuelo dentro del área.

► ESPAÑA EN LA FINAL FRENTE A HOLANDA TRAS GANAR A ALEMANIA

Jugadores españoles festejan el gol de Carles Puyol que puso a España por primera vez en la final de un Mundial de Fútbol.

“Fantasía”, “genio”, “posesión” y “descaro” son algunos adjetivos con que adornaban los diarios españoles sus portadas teñidas de rojo este jueves, tras el pase a la final de España en el Mundial al ganar en semifinales a Alemania (1-0), destacando la alegría de la afición.

“Una obra maestra”, titulaba Marca, que añadía: “¡¡¡España en la final del mundial!!!” y definía el gol de cabeza Carlos Puyol en el minuto 73 como “histórico” y “perfecto”.

“España apabulló a una temerosa Alemania desde el minuto 1 hasta el 93”, según el diario, mientras As habla de “un gol primoroso” y señala que el domingo “habrá un campeón inédito”, ya que ni España ni Holanda han ganado nunca un Mundial.

“Del Bosque acertó con Pedro y España, con el toque seguro”, mientras El País destacaba la “épica y mucho arte” de “la mejor España”.

“La fantasía y el genio español desactivaron a la máquina alemana” y la Roja “llega a la final contra Holanda fiel a la pelota, con ese descaro de unos futbolistas desacomplejados que han desterrado el escepticismo crónico”, según el diario, que habló de “posesión” del balón por parte española, de “jerarquía sobre el juego” y “fiereza”.

¡PUYOOOOOOOOOOOOOO! Los españoles festejan un triunfo histórico

¡Puyooooooooooooooooool!”, titulaba el diario catalán Mundo Deportivo en el interior, que ya daba a España como “campeón” y estimaba que “sólo podía marcar el capitán del Barça”.

“La Roja Sí puede”, titulaba Público, mientras La Vanguardia abría con un “¡Chupinazo!”, en alusión al cohete que da inicio a los Sanfermines de Pamplona -el partido del miércoles coincidió con la festividad de San Fermín- y lanzaba a la Roja “de cabeza a la gloria”.

Para El Mundo, en un “partido grandioso” el entrenador Del Bosque proporcionó “iniciativa, control y ayudas” y Alemania estuvo “mareada”.

“España toca la gloria” e hizo un “fútbol total”, según ABC, al igual que El Periódico, que habla de “gloria roja” y de un “soberbio cabezazo”.

► ESPAÑA GANA 1-0 A ALEMANIA Y JUGARA LA FINAL FRENTE A HOLANDA

El español Pedro Rodríguez disputa un balón con el alemán Bastian Schweinsteiger

Fue un triunfo por la mínima pero para disfrutar a lo grande. España venció 1-0 el miércoles a Alemania y por primera vez en su historia se metió en una final de la Copa del Mundo.

Una lluvia de ataques españoles durante casi todo el partido fue coronada por un cabezazo de Carles Puyol a los 73 minutos, para depositar a España en una final inédita contra Holanda.

Pase lo que pase el domingo en Johannesburgo, saldrá un nuevo campeón. Tantos españoles como holandeses nuncan han tenido la satisfacción de alzar la copa.

Carles Puyol, el héroe del partido que con un “soberbio cabezazo” puso a España en la final del Mundial Sudáfrica 2010

“Todavía tenemos otro partido por delante. Vamos a ver si somos capaces de encontrarnos a gusto con el balón”, dijo el técnico de España Vicente del Bosque.

“La selección sinceramente hizo el mejor partido hasta ahora, en momentos grandes se crece más”, añadió el atacante David Villa. “Fue el partido más completo. Merecimos más goles”.

Alemania y Uruguay, que el martes cayó 3-2 con Holanda, jugarán el sábado por el tercer puesto en Port Elizabeth.

Dentro de un inicio con vértigo pero sin llegadas claras, un intruso le puso un tinte diferente al partido cuando a los cuatro minutos saltó a la cancha con una vuvuzela, corrió casi hasta el mediocampo y allí fue frenado y luego sacado del terreno por oficiales de seguridad.

La Reina Sofía estuvo en todo momento alentando a su selección

Tras esa acción, España se perdió el primero cuando Villa recibió de Pedro Rodríguez, enfiló hacia el arco y su remate fue bloqueado por Manuel Neuer, salvando a Alemania de lo que parecía una caída segura.

Toque en el medio con Xavi manejando los hilos y rotación en el ataque con Villa de punta y Pedro un poco más atrás, le fueron dando a España el dominio del partido.

Sin resignar el eje de su propuesta que también fue el ataque, Alemania se mostraba lejos de la contundencia de sus últimos duelos ante Inglaterra y Argentina, al costarle encontrar espacios, con Mesut Ozil y Bastian Schweinsteiger sin reeditar la próspera sociedad de la que venían haciendo gala.

“Estoy seguro que España puede ganar cualquier partido porque es dominante y es difícil contener sus ataques”, señaló Joachim Loew, el técnico de Alemania. “Demostró que le puede ganar a cualquiera”.

Alemania volvió a salvarse al filo del cuarto de hora cuando un centro de Andrés Iniesta culminó con un potente cabezazo de Puyol que se fue apenas alto.

La sensación visual era que los españoles cuidaban el cero como agua en el desierto ya que a cada amenaza alemana defendían hasta con seis.

Pero cuando atacaban también lo hacían casi en masa, dejando una retaguardia con Puyol en el centro, Gerard Piqué a la derecha y Joan Capdevila en la otra punta.

Suficiente como para mantener a raya a los alemanes, que por entonces no habían hecho nada, con Lukas Podolski y Miroslav Klose absorbidos por sus marcas y sintiendo la ausencia de Thomas Muller, quien purga una fecha de suspensión. Su reemplazante fue el pálido Piotr Trochowski.

Pero de Alemania nunca hay que fiarse.

El pulpo Paul acertó el triunfo español desde el acuario Sea Life en Oberhausen

Cuando parecía adormecida, Podolski se hizo de la pelota y sacó un bombazo casi a ras del piso que Iker Casillas mandó al córner casi con la uña de su mano, cuando la media hora recién había quedado atrás.

Pedro reemplazó a Fernando Torres y fue la antítesis de Trochowski ya que se hizo notar en el armado ofensivo junto con Villa, Iniesta, Xavi y compañía.

Por su vocación ofensiva y el peligro que generó, España mereció irse a los vestuarios ganando.

Hizo más méritos con el arranque del nuevo capítulo, con disparos de Xabi Alonso y Pedro que terminaron afuera.

¿Qué hacía Alemania por entonces?

Nada. Veía pasar la pelota casi sin poder agarrarla y llevándose un susto tras otro como el que luego le dio Iniesta cuando la acarició casi de chanfle y la mandó afuera.

Acciones de España que fueron un calco: pelotas afuera del arco, pero cada vez más cerca del gol, como ocurrió cuando Villa recibió de Xavi y nuevamente desviado.

Alemania le dio un aviso que esos regalos se aceptan pero que se pueden pagar caro cuando Toni Kross recibió de Podolski y obligó a una buena atajada de Casillas con un pie a los 69.

Selección española que derrotó al equipo alemán 1-0 y compró boleto para la final de este domingo contra la poderosa Holanda.

Pero España no estaba dispuesta a pagar nada: Puyol, el defensor del Barcelona, abrió la cuenta con un soberbio cabezazo después de elevarse con una firmeza de tal magnitud que incluso desplazó con su cuerpo a su compañero Piqué, quien también iba elevarse.

► URUGUAY CAE LUCHANDO… HOLANDA DISPUTARA LA FINAL

Diego Forlan de Uruguay junto Mark Van Bommel de Holanda. Los “charrúas” cayeron luchando hasta el final.

El seleccionado de Holanda se convirtió el martes en el primer finalista del Mundial de Sudáfrica 2010, al derrotar a su par de Uruguay por 3 a 2 y buscará el domingo próximo alzar la primera Copa del Mundo de su historia, cuando enfrente al ganador de la llave que integran Alemania y España.

Un golazo de Giovanni Van Bronckhosrt en el minuto 18 de la primera parte adelantó a los holandeses, mientras Diego Forlán empató en el minuto 41, con un espectacular zurdazo desde fuera del área.

En el minuto 70, Wesley Sneijder puso otra vez en ventaja al equipo “Oranje” y tres minutos después Robben amplió el marcador de cabeza. Cuando el partido parecía acabado, en el segundo minuto del tiempo adicional, Uruguay consiguió recortar con un gol de Pereira.

Con el pasaje a la final en juego y un antecedente que marcaba a Holanda como favorito, Uruguay saltó al terreno de juego convencido de que todo podía suceder, aunque no sólo hacía falta soñar sino dejar el alma en la cancha para volver a entrar en el Olimpo del fútbol.

Holanda, con la serenidad y la confianza basada en un juego de control y efectivo, salió a jugar concentrada, sabiendo que debía golpear primero para lastimar el corazón del conjunto “charrúa”.

El equipo “Oranje” tenía las armas bien afiladas. Con el desequilibrante Arjen Robben volcado al ataque por la derecha, los holandeses tuvieron la primera ocasión de gol a través de un centro del “11” que Muslera desvió para Kuyt, quien remató por arriba del travesaño.

Era el primer aviso para los dirigidos por Oscar Tabárez, que apretaron los dientes y salieron a contrarrestar el golpe. Un minuto después, Pereira intentaba sorprender con un disparo desde el mediocampo, que le salió muy alto.

El holandés Giovanni van Bronckhorst celebra luego de anotar frente a Uruguay.

El seleccionado holandés no se inquietó e intentó continuar con la fórmula del comienzo, buscando crear desde el medio del campo, con Sneijder, para llegar rápido a los vertiginosos delanteros. Así llegó una nueva ocasión para los naranjas, con un centro de Kuyt que Robben cabeceó mal y atrapó el arquero uruguayo.

Holanda estaba lanzada al ataque y el conjunto “celeste” buscaba su oportunidad desde el contragolpe. Sneijder efectuó otro disparo que sacó Muslera y, en el minuto 12, Forlán tuvo la primera ocasión clara para los uruguayos, pero el juez marcó offside. A pesar de que Holanda tenía mayor control de la pelota, el partido era de ida y vuelta.

El gol llegó por sorpresa en el minuto 18 a través del capitán naranja Giovanni Van Bronckhosrt, quien clavó un zurdazo en el ángulo superior derecho del arco de Musiera, que aunque tocó la pelota no logró desviarla. Era imparable.

Tras el tanto, los holandeses manejaron con comodidad el partido durante diez minutos, sin que los uruguayos encontraran la manera de acercarse con peligrosidad al arco que defendía Stekekenburg.

En un intento por rematar de chilena, Cáceres le dio con el botín en la cara a De Zeeuw, lo que frenó el partido por unos minutos, aunque la tensión no se disparó.

A pesar de que los uruguayos no concretaban el peligro estaba ahí y los holandeses no podían distraerse. Fue así como Forlán encontró el espacio y en el minuto 41 disparó un zurdazo desde fuera del área perforando la red de Holanda.

El partido cambiaba drásticamente y todo podía pasar cuando el árbitro marcó el momento del descanso. Holanda, que había jugado a aguantar y ahora se aprovechaba del contraataque se encontró con un Uruguay volcado al ataque, de la mano de su máxima figura.

En el segundo tiempo los dirigidos por Tabárez tomaron la iniciativa y buscaron entrar por todos lados, mientras los naranjas seguían teniendo ocasiones. Forlán tuvo una gran oportunidad en un tiro libre directo, pero el arquero holandés respondió bien.

Cualquiera podía haber definido y le tocó a Holanda. Varios jugadores, como Van Persie y Van deer Vaart tuvieron la pelota en sus pies para concretar el segundo, pero fue Sneijder, la gran figura del encuentro, quien consiguió poner en ventaja a los naranjas en el minuto 70.

Tres minutos después, Robben logró colar la pelota por el arco de Muslera con un cabezazo imparable para el arquero “charrúa”. Con un 3 a 1 de ventaja se podía pensar que el partido estaba cerrado, pero Uruguay, que como dijo el propio entrenador holandés, Bert Van Marwijk, es un “ejemplo de pasión”, no bajó nunca los brazos.

El equipo sudamericano intentaba volcado al ataque con el riesgo de recibir otro gol y con el reloj apretando. Cuando el partido entró en tiempo adicional, el conjunto celeste siguió intentando y encontró lo que buscaba.

Pereira aprovecha un saque rápido de falta, en una jugada estratégica, sorprendiendo a la defensa holandesa y al arquero Stekelenburg. Uruguay descontaba y se ponía 2 a 3 en el marcador.

Dos minutos después, los sudamericanos estuvieron al borde del empate con un disparo de Arévalo. Fue un final de infarto, con un Uruguay que nunca se dio por vencido demostrando que por algo disputó una de las semifinales de la Copa del Mundo.

En tanto, el triunfo pone a Holanda en una final por tercera vez en su historia, instancia en la que se batirá a todo o nada con el ganador del duelo que disputarán mañana España y Alemania. En 1974 la “Naranja Mecánica” perdió el título ante Alemania Federal y en 1978 frente a Argentina.

– Síntesis: Uruguay: Fernando Muslera (6); Maximiliano Pereira (6), Diego Godín (5), Mauricio Victorino (5) y Martín Cáceres (6); Diego Pérez (4), Walter Gargano (6), Egidio Arévalo Ríos (6) y Alvaro Pereira (5); Edinson Cavani (6) y Diego Forlán (7). DT: Oscar Tabárez.

Holanda: Maarten Stekelenburg (5); Khalid Boulahrouz (6), John Heitinga (6), Joris Mathijsen (6) y Giovanni van Bronckhosrt (7); Mark van Bommel (7) y Demy De Zeeuw (5); ARJEN ROBBEN (8), Wesley Sneijder (7) y Dirk Kuyt (7); Robin van Persie (6). DT: Bert van Marwijk.

Goles en el primer tiempo: 18′ Van Bronckhosrt (H) y 41′ Diego Forlán (U).

Goles en el segundo tiempo: 25′ Sneijder (H), 28′ Robben (H) y 47′ Maximiliano Pereira (U).

Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar, Rafael van der Vaart (7) por De Zeeuw (H); 33′ Sebastián Abreu por Alvaro Pereira (U); 39′ Sebastián Fernández por Forlán (U) y 44′ Eljero Elia por Robben (H).

Amonestados: Maximiliano Pereira, Cáceres (U); Sneijder, Boulahrouz y Van Bommel (H).

Arbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán): Bien. No lo ayudó uno de los asistentes al convalidar mal el segundo gol de Holanda, cuando había fuera de juego de Van Persie.

Cancha: Estadio Green Point (Ciudad del Cabo).

Asistencia: 62.479 espectadores.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: